Gonzalo Dario López (@Gonza_Lop24 ) y su análisis de cómo será esta Superliga para Estudiantes y Gimnasia.

Comienza una nueva Superliga y tanto Estudiantes como Gimnasia renuevan sus esperanzas. Cada inicio, permite repensar los objetivos a cumplir, pero también los sueños. Esos sueños que llevan adelante los equipos platenses pueden ser distintos (o no tanto), pero inevitablemente en cierto punto se emparentan, si entendemos al fútbol como un juego con el que se busca ganar y a partir de ahí conseguir cosas.

Claro que esas “cosas” sí tienen un camino distinto en Gimnasia y en Estudiantes y es ahí donde aparecen certezas e incertidumbres. Pensando en algunas certezas, ambos conjuntos tienen sentado en el banco de suplentes un referente, seguramente con distintas experiencias y hasta con distintas jerarquías por así decirlo, pero en cada caso con fuerte vínculo hacia el club y con la aprobación del hincha. Los dos planteles se renovaron sin descuidar las finanzas del club y apostando a lo deportivo, pero cuidando lo económico. Y por último, en ambos casos, siguiendo la línea de lo deportivo, hay una buena apuesta a mirar hacia abajo, hacia las inferiores y darle lugar a los chicos.

Luego aparecen las incertidumbres: Podrán ambos hacer una buena campaña con lo que tienen en cuanto al plantel. Los objetivos deportivos que parecen inmediatos (la tabla de descenso en Gimnasia y la actual participación de Estudiantes en la Libertadores), los dejará a sus entrenadores trabajar “tranquilos”. Aguantarán los hinchas que ambos clubes (coherentemente) hagan foco en las finanzas, en obras, en la economía o sólo importan los resultados.

Algunas certezas, varias incertidumbres, pero un punto en común: el inicio de algo, en este caso el torneo local, da pie a los sueños de cada equipo y sobre todo de los hinchas.